jueves, 6 de enero de 2011

Mientras más bella...

"The prettier the girl, the lonelier she is because most guys are too scared to talk to her" - Charlie Francis Harper.


De vez en cuando me da por pensar que el grupo de guionistas que hacen las líneas de Charlie Harper -para los que han pasado los últimos 7 años de su vida en una cueva, es el personaje principal de Two and a Half men-, son unos sabios. Y no porque se las ingenian para crear las situaciones que nos hacen reir de mil maneras cada semana, sino porque, de vez en cuando te producen frases como la que inicia la entrada: "Mientras más bella es la chica más solitaria está, porque la mayoría de los chicos sienten miedo de hablarles."

Y, aunque yo cambiaría sentir miedo por sentirse intimidado, es la verdad: la belleza de una genera el pesimismo del otro. Y el nerviosismo. Y desarrolla la idiotez. Y tantas otras cosas.

El pensamiento del 75% de los caballeros ante una chica que posee una belleza deslumbrante se divide entre los: “¿Para qué el esfuerzo?”, “¿Qué puede ver ella en mi?” “¿Ella? Podría tener a quien quisiera” El otro 20% piensa tener oportunidad, pero no se acerca. Y finalmente 5% acierta. O lo intenta, que no es poco.

Historia de un fracaso anunciado:

Noche cualquiera con tus amigos, digamos una fiesta, vemos a la chica, sentimos el flechazo, preguntamos a los alrededores quién es, que si la han visto (como si no llamara lo suficiente la atención), pensamos acercarnos, seleccionamos la frase que romperá el hielo, sabemos que con esa frase no podemos fallar, agarramos aire y acopiamos valor, damos el paso adelante y… media vuelta, la ansiedad, la calma y de vuelta al principio. Así hasta que uno de los 2 se retira.

¿Qué estuvo mal? Todo!

Y sucede simplemente porque no nos ponemos a pensar en que ¿quién te dice que lo que ella quiere no puedes ser tú? Me di cuenta de que es algo estúpido, que no hay por qué dejarse cercar por esa barrera invisible y que lo peor que te puede pasar es el rechazo, porque ¿Acaso no estabas asumiendo el rechazo sin siquiera intentarlo?

Señores, aún en el peor de los casos, a menos que seas un completo idiota en las maneras, vamos a ganar una amistad. En el mejor de los casos, sólo dios sabe.

Así que, a los chicos:

Contribuyamos con uno de los propósitos del hombre: vivir en compañía. Acompañemos a una chica linda, seamos parte del 25% de los atrevidos, que quizás, sólo quizás, seremos lo que ha estado esperando. Eso sí, no le echemos a perder el camino a los demás, seamos inteligentes ante todo.

Y ustedes chicas, en algunos casos, ustedes resultan ser una misión suicida: no sean muy duras con aquellos atrevidos que escuchen mi consejo y no sean de su agrado, no hace daño el rechazo sino las maneras.

Neo

3 comentarios:

  1. ojalá fuera tan facil diría yo xD, pero creo que es un buen análisis. Me encantó esta parte: "Señores, aún en el peor de los casos, a menos que seas un completo idiota en las maneras, vamos a ganar una amistad. En el mejor de los casos, sólo dios sabe".

    ResponderEliminar
  2. Es ASÍ de fácil, en realidad. Cuando analizas te das cuenta de que te intimidas porque crees que vas a encontrar rechazo, resultado: No intentaste pero te vas a tu casa con la intriga o con la certeza infundada de que no podías hacer más. Pero, y si podías hacer más? Y si todos pensaron igual y ella sólo esperaba?

    A pesar de que parezca poco, esa ventanita de posibilidad que hay, tiene 1000 matices.

    Hay que atreverse más y pensar menos, pues.

    ResponderEliminar
  3. ME ENCANTAN PADRE :)

    ResponderEliminar

Siéntanse libres de dejar su opinión.